Sistemas para vehículos eléctricos con autonomía extendida

Autonomía extendida
  • Función

    Las posibilidades de propulsión de los vehículos eléctricos con autonomía extendida son aún mayores, permitiendo la conducción sin necesidad de recurrir a otras fuentes de energía. La autonomía del vehículo es suficiente para satisfacer las necesidades diarias de movilidad medias. Si es necesario, la energía eléctrica puede generarse a bordo con la autonomía extendida.

    La autonomía con propulsión puramente eléctrica es ahora de unos 80 kilómetros. En trayectos más largos, la autonomía extendida proporciona un mayor alcance gracias a la carga de la batería. En comparación con los motores de combustión interna, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 se reducen una media del 90%.

     
 
 

Cookies son necesarias para disfrutar de todas las funcionalidades de esta página web. Después de la actualización de la página aparecerá un diálogo de gestión de cookies.

Esta página web utiliza cookies por razones de funcionalidad, confort y estadística. En cualquier momento puede cambiar esta configuración haciendo clic en “Cambiar configuración". Si acepta el uso de cookies, por favor haga clic en "sí, estoy de acuerdo".